LA INDEPENDENCIA ENERGETICA DE EEUU Y LA DEPLORABLE SITUACION DE CHILE

Patricio Cavieres Korn
Ingeniero Agrónomo

Si bien la situación de Estados Unidos no es comparable con la de Chile, es un buen ejemplo para nuestro país, ya que en el transcurso de pocos años estan logrando su independencia energética. Esto ha sido posible gracias a la reducción de las importaciones y el consumo de combustibles fósiles, y simultáneamente a un aumento de la producción interna especialmente de gas y en menor proporción de petróleo, así como el uso creciente de las energías renovables en la matriz energética.
Para Estados Unidos la energía tiene una enorme importancia estratégica y como señala Scott Shepard de Navigant Investigation Research; “ La dependencia energética de EEUU – especialmente de petróleo importado – se traduce en mayores costos que afectan a la seguridad energética, la seguridad ambiental y la estabilidad económica”
Según la EIA (Energy Information Administration)(1) en 2013 la producción doméstica de energía de Estados Unidos alcanzo a 81,7 cuatrillones de BTU, que le permitió satisfacer el 84% de la demanda que fue de 97,5 cuatrillones de BTU. El 82 % de esta demanda proveniente de combustibles fósiles (gas, petróleo, carbón y otros), el 10% de energías renovables y 8% a energía nuclear.
Mientras el carbón ha sido la mayor fuente de generación eléctrica de EEUU durante 60 años, la cuota anual de generación neta total disminuyo un 50% en 2007 a 39% en 2013, año cuyo consumo alcanzo a 858 millones de toneladas cortas. La tendencia es bajar aún más en los próximos años, especialmente por la sustitución con gas.
El uso de carbón ha disminuido debido a una combinación de lento crecimiento de la demanda de electricidad, fuerte competencia de precios con el gas, incremento del uso de energías renovables y nuevas regulaciones ambientales que han elevado el costo de operación de algunas plantas de carbón.
Siendo Estados Unidos el mayor consumidor de petróleo del planeta, los mayores esfuerzos se han concentrado en aumentar la producción nacional y disminuir el consumo, lo que ha permitido reducir la dependencia externa, especialmente de importaciones provenientes de países del Medio Oriente (OPEC).
Más recientemente gracias al descubrimiento y explotación de grandes reservas de shale gas y petróleo en su territorio, a corto plazo EEUU será autosuficiente en gas y mas adelante es probable que se convierta en el mayor productor de petróleo del mundo (región de Petroplex en Texas)..
En diciembre de 2005 Estados Unidos importaba 12,4 millones de barriles por día de petróleo crudo, correspondiente al 60% del consumo, y que históricamente corresponde al máximo registrado. Según el EIA, a partir de 2005 las importaciones comenzaron progresivamente a disminuir alcanzado un 50% en 2010 y luego a 40% en 2012 para llegar en torno del 33% en 2013 y conforme la tendencia, estas continuaran bajando aún más en los próximos años.
Paralelamente, la producción nacional de petróleo de EEUU que en 2005 era de 8,3 millones de barriles/día, en el transcurso de ocho años esta ha aumentado en un 60% para llegar a 12,3 millones b/día en 2013.
En 2005, el consumo de petróleo alcanzaba a 20,8 millones de b/d, ha disminuido a 18,8 millones b/d en 2013. Se espera que en dos décadas más el consumo de petróleo se reducirá en un 50% gracias a la economía de combustibles, mayor consumo de biocombustibles (convencionales y avanzados), así como al creciente uso de vehículos eléctricos.
Conforme la EIA, la disminución de la dependencia de petróleo importado de EEUU desde el año 2005 hasta la fecha, es el resultados de diversos factores, entre los cuales se destacan los siguientes: disminución del consumo de combustibles, cambios en los patrones de oferta, el declinio de la actividad económica (producto de la crisis financiera de 2008), mejoramiento de la eficiencia, cambio de hábitos del consumidor y al incremento de uso de biocombustibles (bioetanol y biodiesel).En este sentido, no cabe duda que el cambio climático ha sensibilizado a la población a reducir el consumo de combustibles en especial de gasolina en el transporte terrestre.
Hay que señalar que según la EIA, el rendimiento medio de los vehículos a gasolina en ese país en 2005 era de 12,28 km/litro. (29,3 millas/galón).En virtud del enorme consumo de gasolina, la baja eficiencia de los vehículos y el impacto ambiental que esto representaba, el Presidente Obama en 2006 estableció metas a la industria automotriz para aumentar el rendimiento de los automóviles . Es así que para el año 2012 el objetivo fue que el 50% de los nuevos automóviles deberían tener un rendimiento medio de 14,7 km/litro ( 35 millas/galón ) siendo que este rendimiento debería extenderse al 100% de los vehículos fabricados a partir de 2016.El mayor rendimiento de los motores de los nuevos vehículos que está fabricando la industria automotriz estadounidense, se ha logrado principalmente mediante mejoras en la tecnología de combustión, así como a una reducción importante del peso de los vehículos. Todo esto, unido a la introducción de etanol ha posibilitado disminuir el consumo de gasolina en ese país.
Producto de los factores antes señalados por EIA y las metas fijadas por el Presidente Obama, el consumo de gasolina que en 2005 estaba cerca de los 550 billones de litros (140 billones de galones/año) comenzó gradualmente a disminuir, para llegar aproximadamente a 503 mil millones de litros en el año 2013 (132,8 billones gal/año)
En esta reducción del consumo de gasolina ha contribuido la sustitución de este combustible por etanol de maíz (2). Hay que considerar que en 2005 el consumo de este biocombustible alcanzaba a 14,7 billones de litros (3,9 billones gal) aumentando 3,4 veces en 2013 a 50,3 billones de litros (13,3 billones de galones). En la actualidad, prácticamente toda la gasolina que se consume en Estados Unidos es una mezcla de 90% de gasolina con 10% de etanol anhidro (E10).
Producto del suministro de etanol se han reducido las importaciones de gasolina de 600.000 barriles/día en 2005 a cerca de cero barriles en 2013. De esta manera, virtualmente Estados Unidos dejo de importar gasolina. Según la RFA (Renewable Fuel Association) el uso de etanol en ese país ha desplazado el consumo de 462 millones de barriles de petróleo crudo, que equivale a lo que estados Unidos importaba de Venezuela e Irak.
Como señalaba Michael Müller – Vice Ministro de Medio Ambiente de Alemania – en su visita a Chile en 2008 (3): “Sorprende la enorme dependencia externa de energía de Chile, considerando la potencialidad de los recursos energéticos que posee el país “
Según el Balance de Energía Primaria de 2012 (4) , la importación de combustibles fósiles alcanzaba al 89% del consumo, siendo que el 94% correspondía a petróleo; 80% al gas natural y el 93% al carbón.
En realidad es preocupante la enorme dependencia energética de Chile, especialmente frente al consumo creciente de combustibles fosiles que se usan en transporte y generación de energía.
Como todos sabemos la generación eléctrica predominante en el país se realiza con combustibles fósiles importados: carbón, diésel y gas. Así mismo, todo el transporte terrestre, marítimo y aéreo utiliza combustibles fósiles: gasolina, diésel y kerosene .
Como lo ha señalado el Ministro de Energía Máximo Pacheco, la mayor preocupación actual es reducir el costo de le energía eléctrica, con este objeto se intensificara el uso de GNL importado, con el cual se pretende sustituir la generación a diésel que es mas cara y la de carbón, que aunque es el mas barato de los combustibles fósiles es mas contaminante.
Como se sabe para que el costo del GNL sea competitivo con el carbón su precio debe estar en torno de US$ 6 a 7 el millón de BTU y el costo actual de este gas en el terminal de Quintero esta en torno de US$ 10/millón de BTU (5) que corresponde a US$ 0,369/m3 . Lamentablemente el precio de este gas que terminan pagando por ejemplo los consumidores BCR01 de Santiago, es entre tres a cuatro veces mas caro, como lo ha denunciado recientemente el Ministro de Energía.
Conforme indican los Balances de Energía Primaria de la última década, la tendencia que se observa es un aumento creciente del consumo de combustibles fósiles y como el país, prácticamente no tiene petróleo, gas y carbón, para satisfacer nuestras necesidades, tenemos que importarlos, aumentando progresivamente cada vez mas nuestra dependencia externa , el gasto en divisas y la emisión de contaminantes a la atmosfera.
Se estima que cerca del 80% del parque automotriz que corresponde a 3.3 millones de vehículos (6) utiliza gasolina y 20 % utiliza diésel. No obstante, en los últimos años debido a los precios mas convenientes del diésel -comparado con gasolina- se ha producido un incremento en el uso de este combustible, cuya participación en el consumo actual debe estar cercano al 25%.
Comparando el valor de las importaciones de productos energéticos entre 2003 y 2013, la situación es la siguiente.
MONTO DE LAS IMPORTACIONES DE PRODUCTOS ENERGETICOS EN 2003 Y 2013

Item 2003 2013
US$ millones US$ millones
Petróleo 2.126,0 6.633,0
Diesel 202,0 4.423,0
Carbón 112,0 1.098,0
GNL 0,0 1.000,0
GNG 379,0 20,0
Aceites Lubricantes 260,0 1.081,0
Monto total importaciones 3.490,0 16.260,0

Fuente: Banco Central
Como se puede apreciar las importaciones en moneda corriente de cada año, que en 2003 alcanzaba a US$ 3.490,0 millones aumentó en 4,65 veces llegando a US$ 16.260,0 millones en el año 2013.
No obstante, en el cuadro anterior el Banco Central no incluyo importaciones de combustibles terminados como gasolina de 87, 93, 95 , 97 octanos, gasolina de aviación, combustibles para motores a reacción, aceites combustibles (gas oil y diésel oil) y fuel oil Nª6 que según los registros del Servicio Nacional de Aduanas del año 2013 alcanzo a US$ 856.162.682,3. De esta manera, considerando este monto adicional, las importaciones totales de productos energéticos de 2013 ascienden a US $ 17.116,0 millones, monto que comparado con el año 2003 representa un aumento cercano a 5 veces. Llama la atención el espectacular crecimiento que ha tenido el gasto de las importaciones de diésel. Lamentablemente no existen informaciones de importaciones de combustibles terminados de 2003 para hacer una comparación más completa entre ambos años.
Comparando el valor de las importaciones expresado en barriles de petróleo Brent por año, en 2003 correspondía aproximadamente 120,0 millones b/año y en 10 años se registró un aumento de 24 % alcanzando a 149,5 millones de barriles en 2013 . Curiosamente en las memorias de ENAP no figura ni el volumen de las importaciones ni el gasto que estas representan.
Es interesante comparar el consumo de productos refinados de petróleo, gasolina y diésel del año 2013 con 2003, según informa ENAP en sus memorias anuales.
CONSUMO NACIONAL DE PRODUCTOS REFINADOS DE PETROLEO, GASOLINA Y DIESEL

Item 2003 2013
US$ millones US$ millones %
Productos refinados de petróleo 12,86 (221.600 b/d) 18,45 (317.930 b/d) + 43
Consumo de gasolina 2,93 (50.600 b/d) 4,02 (69.334 b/d) + 37
Consumo de diésel 5,20 (89.600 b/d) 9,18 (158.224 b/d) + 76
Total consumo 20,99 (361.800 b/d) 31,65 (545.488 b/d)

Fuente : Memoria Enap 2003 y 2013. (b/d = barriles/día)
Comparando 2013 con 2003, el mayor crecimiento en el consumo de combustibles líquidos lo registro el diésel con 76% muy distante del consumo de gasolina que aumento en 37%.
Este enorme aumento del consumo de diésel se explica, pues la demanda es superior a la cantidad que se extrae de la refinación de petróleo que importa ENAP, por esta razón ha sido necesario aumentar las importaciones de este combustible ya formulado para satisfacer las necesidades de transporte (terrestre y marítimo) , industria y especialmente para generación eléctrica de las centrales termoeléctricas.
Conforme lo ha señalado recientemente el Gerente GeneraL de ENAP, Marcelo Tokman, como se ha producido una estrepitosa caída de la producción nacional de petróleo, que ha llegado a un piso de 15.000 barriles/día, se va intentar revertir esta situación invirtiendo a partir de 2014, US$ 300 millones por año para impulsar la exploración y producción de 30.000 barriles/día en 2020.
Con respecto al carbón, según las informaciones disponibles el consumo en 2006 alcanzo a 5,1 millones de toneladas, siendo que el 92 % importado y el 8% de producción nacional. De esta cantidad el 86,5% fue utilizado en la generación de electricidad, o sea 4,4 millones de toneladas.
En el año 2013, según estimaciones del Ministerio de Energía el consumo de carbón en las termoeléctricas del SING y SUC alcanzo a un poco mas de 12 millones de toneladas. Es decir en 7 años el consumo de este combustible en las termoeléctricas aumento en 272%.
Comparando las importaciones de productores energéticos del año 2003 con el año 2013, en 2003, los productos energéticos representaban el 18,1 % del total de las importaciones de bienes, siendo que en 2013 esta se elevó al 20,58%, De mantenerse esta tendencia es probable que a fines de esta década , la importaciones de los productos energéticos sea cercano al 25%, sobretodo si la demanda creciente de energía eléctrica obligue a utilizar mas gas, diésel o carbón adquirido en el exterior.
En virtud de lo expuesto, valoramos la voluntad política de los gobernantes de Estados Unidos que han logrado reducir la dependencia energética externa, mientras que Chile por el contrario muestra una deplorable situación, que ningún de los últimos Presidentes ha tenido el coraje de considerarla en sus programas de gobierno.
————————————————————————————————————————

  1. Análisis y proyecciones de la EIA (Energy Information Administraction) del 16/12.2013,
  2. Aproximadamente el 40% de la producción de maíz amarillo en EEUU se destina a la obtencion de etanol.
  3. Por ocasión de la Expo-Alemania realizada por la CAMCHAL el 27 de Septiembre de 2008 en Santiago.
  4. Balance Energía Primaria del Ministerio de Energía de 2012.
  5. Como referencia 1 millón de BTU corresponde a 27,1 m3 de GNL (HHV – 9.300 kcal). Si el costo del GNL en Quintero es de US$ 10/millón de BTU equivale a US$ 0,369/m3. Por este gas un cliente de Metrogas BCR01 según el consumo mensual paga desde tres a mas de cuatro veces el valor anterior, es decir US$ 1,10 a 1,5/m3
  6. Parque automotriz 2003: 2.195.878 vehículos y en 2013: 4.168.980 vehículos.

PCK/Septiembre 2014

Comparte esta noticia!